Masaje Tántrico para Hombres, la magia de la sexualidad masculina

masaje prostático

masaje prostático

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino destinada a ayudar con la producción del semen y aunque muchos hombres no aprovechan su potencial en el terreno sexual, un orgasmo prostático puede llegar a ser hasta 100% más potente que un orgasmo genital, esto es razón suficiente para que muchos se animen a probar el masaje de próstata.

¿Qué es la próstata y cómo estimularla?

Por la posición en la que se encuentra ubicada la próstata no es del todo fácil que un hombre pueda automasajearse sin ayuda de algún juguete destinado para tal fin, sin embargo con algo de flexibilidad y muchas ganas de experimentar todo es posible, pero desde luego, en pareja se pueden probar varias maneras y posiciones para hacerlo, solo requerirá de mucha confianza dado que el hombre debe permitir que se le introduzca un dedo en el ano.

Masaje de la próstata

La próstata tiene forma de castaña y se encuentra junto al recto, así que la posición más cómoda para estimularla (por lo menos al principio) es con el hombre acostado sobre su espalda con las piernas separadas y flexionadas para dar acceso total a la zona. Una buena higiene es fundamental así que es recomendable empezar con una ducha relajante en pareja y tomar la precaución de tener las uñas cortas para evitar lastimar esa zona y minimizar el riesgo de infecciones.

Cómo disfrutar adecuadamente de un masaje de próstata

Ahora bien, empecemos con la parte interesante y vamos a contar como hacer un buen masaje de próstata y hacer que tu pareja tenga un orgasmo de punto G que se sienta en todo su cuerpo. Antes de introducir los dedos en el ano o incluso de acariciar la zona perianal con intención de hacerlo, es recomendable jugar con otras zonas erógenas, o mejor aun realizar un masaje lingam, para excitarlo el máximo posible, aumentando el erotismo y la erección. Dar un buen masaje en el pene también provoca más flujo de sangre a esa zona de cuerpo.

Una vez que hayan tomado las recomendaciones higiénicas necesarias es el momento de estimular la zona, pero calma, no se trata de introducir el dedo a la primera porque aparte de incómodo, puede resultar doloroso, así que aprovecha para estimular sus zonas erógenas para ponerlo a tono con la situación y luego poco a poco acercarse a la “zona prohibida”, alrededor del ano se encuentran innumerables terminaciones nerviosas que lo harán sentir niveles de placer que él mismo no se esperaba así que acaricia esa zona suavemente y ayuda a que se relaje, mientras más placentero sea por fuera, más placentero será por dentro.

Masaje anal para estimular el punto G masculino

El perineo es la zona entre el escroto y el ano, masajea esa zona con algo de presión al mismo tiempo que puedes ir masajeando y estimulando su pene y escroto para combinar las sensaciones, y luego vuelve al ano, puedes empezar a hacer un poco de presión y siempre con un buen lubricante para hacer la experiencia mucho más agradable. Si la reacción de tu pareja es positiva y ambos están listos para dar el siguiente paso, puedes empezar a introducir el dedo de forma muy lenta, con la palma de tu mano hacia arriba e intentando hacer una especie de gancho con tu dedo índice; no hace falta introducir todo el dedo, la próstata está bastante cerca del recto y lo sentirás como una pequeña castaña.

El orgasmo de punto G es habitual en las prácticas de masaje tántrico para hombres, ya que liberan bloqueos sexuales y estimulan Muladhara o chakra raíz, lugar en el que descansa kundalini.

Una vez que hayas encontrado este punto es momento de hacerle pequeños tocamientos con cuidado para no lastimarlo y sin dejar de estimular otras zonas erógenas buscando hacer la experiencia lo más excitante posible. La presión y la velocidad con la que se debe estimular la próstata depende de cada quien, a algunos hombres les molesta que sea muy repetitivo ya que son muy sensibles pero cada persona es diferente así que siempre hay que estar pendientes de la reacción de tu pareja y dejarse llevar.

El hecho de conseguir orgasmos múltiples y más intensos es una buena razón para derribar ese tabú y atreverse a experimentar mucho mas placer en pareja simplemente masajeando la próstata.